Blog de carácter "absolutamente personal", así que lo que aquí publico no tiene que coincidir con la opinión de las empresas para las que trabajo o con las que colaboro

sábado, 3 de julio de 2010

Los recortes presupuestarios en UK son una buena noticia para el Cloud Computing en el sector público

Se ha anunciado un recorte del 25% durante los próximos 4 años en la mayoría de capítulos de gasto. Los departamentos de TI ingleses no son nuevo a la hora de usar outsourcing y servicios compartidos en la búsqueda de ahorros, pero la industria piensa que este nuevo ajuste obligará a contemplar la opción del Cloud Computing, la única que en estos momentos puede suponer unos ahorros tan elevados.

Al igual que pasa en España, también en Reino Unido el sector público es reacio a la externalización en general de la tecnología. Pero este nuevo recorte podría suponer un cambio radical de actitud, y que empezaran a interesarse por el despliegue en grandes infraestructuras compartidas.

La seguridad, siempre la seguridad
De lejos las dudas sobre “seguridad” son el argumento que habitualmente más se usan para cuestionar el modelo que propone Cloud Computing, así que ya algunos están pensando en la “G-Cloud” (y sin que sirva de precedente, no es la G de Google, sería la de Goverment). Para disipar las mayores dudas, se aboga por la construcción de una Cloud para uso exclusivo de las administraciones (nacionales y locales). Existen incluso programas europeos (Objective ICT-2011.1.2 Cloud Computing, Internet of Services and Advanced Software Engineering) que pretenden algo similar.

No obstante,  estamos hablando de una administración en la que hemos conocido sonados casos de  perdida  de datos personales (como cuando se extravió un disco duro con más de 25 millones de registros), así que, después de todo, tal vez no fuese mala idea contar con un tercero que les ayude a mejorar su nivel de seguridad. ¿no? Lo único, parece tener sentido que siempre se cuente con Data Centers en territorio de la Unión Europea (para evitar en lo posible, problemas legales).

A expectativas altas, ¿respuestas unificadas?
La esperanza al usar recursos compartidos está en ahorrar miles de millones de libras cada año, ya sea gracias a Data Centers comunes o a la creación de tiendas de aplicaciones gubernamentales (al estilo de Apps.gov en USA o su nuevo proyecto “Federal Cloud Computing Services”). Como no sería la primera vez que un gran proyecto IT estatal acarreara grandes retrasos y superara en mucho el presupuesto inicial, no parece que se pueda contar con la creación de una G-Cloud a corto plazo. Pero los recortes están ya aquí, así no quedará más remedio que evaluar la oferta Cloud de proveedores, y analizar los ahorros que pueden conllevar a corto y medio plazo.

Un riesgo que surge es que cada departamento se ponga a analizar y estudiar el impacto del uso de Cloud Computing para resolver su problemática particular, lo que puede suponer un enorme coste en horas de personal, y además conlleva el riesgo de que sus conclusiones sean distintas e incluso enfrentadas. Lo más razonable sería un esfuerzo centralizado y una compartición del conocimiento.

Esperamos que la Unión Europea sea capaz de jugar un rol importante en la definición y uso de estos modelos de compartición de infraestructuras TI, y podamos ver en poco tiempo ese G-Cloud sobre infraestructuras de terceros, pero con unas características y garantías comunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente. Puedes comentar anónimamente, pero por favor, nada de insultar o descalificar.