Blog de carácter "absolutamente personal", así que lo que aquí publico no tiene que coincidir con la opinión de las empresas para las que trabajo o con las que colaboro

jueves, 15 de abril de 2010

¿Malos tiempos para la innovación sobre plataformas de terceros?

Estos últimos días hemos asistido a duros golpes a las aspiraciones de muchos desarrolladores que están apostando por abrirse un hueco a base de aportar innovación a plataformas de terceros.
Estamos hablando de pequeñas o no tan pequeñas empresas que desarrollan aplicaciones sobre Twitter, Facebook, iPhone, Android Market, Salesforce, … y un sin fin de entornos que ofrecen diferentes interfaces para que terceros puedan desarrollar extensiones de la funcionalidad que no están en el núcleo del servicio que ya se ofrece, y que por poner unos ejemplos pueden ser:

-    Un acortador de direcciones URL para ser compartidas en Twitter
-    Un juego para la iPhone
-    Una aplicación de productividad para Android
-    Y tantas y tantas propuestas de personas y equipos que dedican sus esfuerzos y energías a hacer más valiosa la plataforma, puesto que añaden funcionalidad para todos los gustos. Y no suelen tener muy claro cuál será la vía de recuperar esa “inversión”.


Los principales hecho que pueden motivar el recelo ante este sistema:


Apple anuncia su OS4, prohibiendo el uso de cualquier API o SDK que no sea el suya
Con esta simple restricción, Apple ha puesto en jaque a cientos de empresas que desarrollaban o bien aplicaciones que usaban algún tipo de plataforma que permitía compilar también para otros entornos (o esa, ellos lo desarrollaban una vez y su aplicación podía usarse en Android, MS Windows, Symbian, …) y las empresas que ofrecían estas plataformas.

Una de la más afectada, sin duda, será Adobe, puesto que la compañía de Cupertino ha puesto especial foco en no permitir Flash en su sistema operativo (lo que afecta tanto al iPhone como al nuevo iPad). Esta funcionalidad, con gran presencia en Internet (la mayoría de videos que vemos tienen este formato), no gusta a Steve Jobs que les acusa de un software con pocas garantías, de momento Adobe sale mal parada y se ha visto obligado a informar a las autoridades que su estrategia de ingresos puede verse afectado negativamente, y eso en un momento que debería haber sido dulce para ellos, puesto que acaban de presentar su Creative Suite 5, que entre otras cosas disponía de un entorno para diseñar aplicaciones para estos entornos de Apple, lo que ahora parece no va a ser posible.


Twitter compra una aplicación desktop para ofrecerla gratuitamente 
a sus usuarios

La estrategia de Twitter, al abrir sus APIs y no desarrollar una aplicación oficial para acceder a su funcionalidad desde los móviles, ha permitido la aparición de docenas de aplicaciones que cubren este hueco, algunas de gran popularidad, y cada una con sus propias estrategias para rentabilizar sus desarrollos. Pues esta semana hemos sabido que Twitter adquiría Atebits, creadora de una de ellas: Tweetie, con el objetivo de “hacerla oficial” y regalarla en las tiendas de aplicaciones. Además ha anunciado que irá creando funcionalidad propia necesaria para el buen funcionamiento de su ecosistema (como los acortadores de direcciones, que ahora se hace con terceros).

El enfado de aquellos que han ayudado a construir una red social a la que deben parte de su éxito, les hace ahora sentirse traicionados, y es comprensible.

Esto no va a parar estos modelos de innovación

Pese a que sin dudas son noticias preocupantes y muchos van a sentir que han perdido su tiempo y su dinero, esto para nada será el fin. Seguramente habrá propuestas para boicotear ciertas plataformas y peticiones de migración a aquellas que “garanticen” modelos claros y abiertos.  Mientras que otros harán de tripas corazón para buscar funcionalidades que no estén nada ligadas al core de esas plataformas, para estar lo más alejados posible del roadmap de las funcionalidades propias.

Pero sin duda, la mayoría seguirá viendo que se trata de una gran oportunidad para haciendo “un poco” que se apoya en “un mucho”, pueden llegar a un público al que difícilmente podrían aspirar con una propuesta completamente propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente. Puedes comentar anónimamente, pero por favor, nada de insultar o descalificar.