Blog de carácter "absolutamente personal", así que lo que aquí publico no tiene que coincidir con la opinión de las empresas para las que trabajo o con las que colaboro

domingo, 28 de febrero de 2010

Mobile Cloud: ¿la tormenta perfecta?

Si eres uno de esos amantes de la tecnología que tiene un ordenador en el salón de casa (para ver los vídeos delirantes de Youtube, los programas de la tele a los que no llegaste, el X Factor británico, la música en Spotify o iTunes y también para ver las fotos de los viajes), otro en el estudio (para la contabilidad doméstica y para cuando trabajas en casa), el de la oficina (con todos sus filtros, sus antivirus y su control remoto), el netbook (para cuando viajas porque ese pesa mucho menos), el reproductor MP3 (para cuando sales a correr o vas al gimnasio), un eReader (mucho más descansado para la vista cuando lees prensa y libros) y el smartphone (al que ya dedicas más tiempo que con ninguna otra cosa o persona en el mundo): pues entonces estás de suerte.

La industria (operadores, fabricantes y desarrolladores) se han dado cuenta de algunos de tus problemas y quieren ayudarte. Vamos a ver primero cuáles son esas necesidades que han identificado:

Compartición de archivos entre dispositivos:
Vas a trabajar en casa y te das cuenta que justo el informe que necesitas está en un archivo del ordenador de la oficina. O te gustaría poder llevarte en el teléfono un brief que tienes que comentar, y te gustaría ir echándole un vistazo en el metro de camino a la oficina. También te parecería estupendo eso que tienes en la pantalla poderlo copiar y pegar en el móvil.

Browsers y más browsers:
Para hacerte la vida más fácil, los navegadores saben mucho sobre ti. Conocen tus sitios favoritos (bookmarks de URLs), el nombre que usas en los distintos servicios de Internet e incluso tus passwords (almacenamiento de usuarios y clave), las cookies con tus preferencias de las distintas páginas (para saber lo último que viste, en que idioma lo quieres o lo que ya has visitado),

Las aplicaciones y el desktop:
Imagina esta situación: “Vaya, me tengo que ir, y estaba muy concentrado escribiendo estos comentarios en el ordenador de casa y me gustaría seguir un rato más por el camino. ¿Qué hago?. Podría enviármelo por correo y recibirlo en el móvil, pero claro, luego no tengo la aplicación para abrirlo, bueno … pues lo paso primero a un fichero de texto, aunque entonces pierdo el formato … Uff!! Casi mejor ya sigo después!!”


En estos momentos nuestra vida tecnológica gira alrededor de los dispositivos (es device-centric, por así decirlo), y para dejar clara esa realidad se calcula que más de tres millones de personas corren desesperadas cada año en España a intentar que le reparen el móvil, y no por el dispositivo en sí, mayoritariamente por los datos que contiene. La respuesta a tus problemas es recuperar la posición central en tu relación con la tecnología,  pasar a un modelo customer-centric:

  • D2D (Device 2 Device Communication)
    • Si hace poco empezaste a oír hablar del M2M, como paradigma de la comunicación que se produce entre máquinas –sin intervención humana-, aquí tienes otra derivada: tus dispositivos se interconectan para que siempre lo tengas todo disponible y sincronizado. Dentro de esta categoría vimos servicios tan “cool” como:
      • El handover de música. Para que cuando llegues a casa y te quites los cascos, sigas oyendo lo que venías escuchando pero ahora a través del Home Cinema.
      • O las funciones de copy-paste entre todos los dispositivos que tengas enlazados
  • Cloud Device Concept.
    • Cada vez que un nuevo dispositivo llega a tu vida, requieres de un tedioso aprendizaje: sus interfaces, sus pantallas de configuración, su modo de cargar nuevas funciones, sus actualizaciones. Y eso es así, fundamentalmente, porque cada uno tiene su propio sistema operativo. Pues ahora cada vez más parece más posible o bien que el sistema operativo sea el mismo en muchos de ellos, o bien que los uses simplemente para conectarte a tu “device” (una imagen virtual, que reside en algún tipo de Cloud)
    • Con esto se conseguiría la frustración de perder los datos cuando pierdes un dispositivo, porque “está en la red”.

Puede que todo esto aún te parezca un poquito ficción ¿verdad?, pero son las líneas maestras que se esconden tras servicios como Terabox o el Disco USB infinito de Telefónica, el Vodafone 360 y su integración de redes sociales y la agenda del móvil, el MobileMe de Apple (sincronización entre iPhone y Mac/PC, mediante Internet).

Todo esto lo englobamos en “Mobile computing” (que permite el uso de tecnología sin una conexión física a ninguna red), y lo enriquecemos con los avances del “Cloud computing” (para poder utilizar capacidades de computación sin preocuparnos de la infraestructura o arquitectura software), efectivamente no es que estemos frente a una “tormenta”, es que estamos frente a toda una revolución que podrá fácilmente acelerar las capacidades y funcionalidades que llevas cada día en tu bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente. Puedes comentar anónimamente, pero por favor, nada de insultar o descalificar.