Blog de carácter "absolutamente personal", así que lo que aquí publico no tiene que coincidir con la opinión de las empresas para las que trabajo o con las que colaboro

domingo, 28 de febrero de 2010

Mobile Cloud: ¿la tormenta perfecta?

Si eres uno de esos amantes de la tecnología que tiene un ordenador en el salón de casa (para ver los vídeos delirantes de Youtube, los programas de la tele a los que no llegaste, el X Factor británico, la música en Spotify o iTunes y también para ver las fotos de los viajes), otro en el estudio (para la contabilidad doméstica y para cuando trabajas en casa), el de la oficina (con todos sus filtros, sus antivirus y su control remoto), el netbook (para cuando viajas porque ese pesa mucho menos), el reproductor MP3 (para cuando sales a correr o vas al gimnasio), un eReader (mucho más descansado para la vista cuando lees prensa y libros) y el smartphone (al que ya dedicas más tiempo que con ninguna otra cosa o persona en el mundo): pues entonces estás de suerte.

La industria (operadores, fabricantes y desarrolladores) se han dado cuenta de algunos de tus problemas y quieren ayudarte. Vamos a ver primero cuáles son esas necesidades que han identificado:

Compartición de archivos entre dispositivos:
Vas a trabajar en casa y te das cuenta que justo el informe que necesitas está en un archivo del ordenador de la oficina. O te gustaría poder llevarte en el teléfono un brief que tienes que comentar, y te gustaría ir echándole un vistazo en el metro de camino a la oficina. También te parecería estupendo eso que tienes en la pantalla poderlo copiar y pegar en el móvil.

Browsers y más browsers:
Para hacerte la vida más fácil, los navegadores saben mucho sobre ti. Conocen tus sitios favoritos (bookmarks de URLs), el nombre que usas en los distintos servicios de Internet e incluso tus passwords (almacenamiento de usuarios y clave), las cookies con tus preferencias de las distintas páginas (para saber lo último que viste, en que idioma lo quieres o lo que ya has visitado),

Las aplicaciones y el desktop:
Imagina esta situación: “Vaya, me tengo que ir, y estaba muy concentrado escribiendo estos comentarios en el ordenador de casa y me gustaría seguir un rato más por el camino. ¿Qué hago?. Podría enviármelo por correo y recibirlo en el móvil, pero claro, luego no tengo la aplicación para abrirlo, bueno … pues lo paso primero a un fichero de texto, aunque entonces pierdo el formato … Uff!! Casi mejor ya sigo después!!”


En estos momentos nuestra vida tecnológica gira alrededor de los dispositivos (es device-centric, por así decirlo), y para dejar clara esa realidad se calcula que más de tres millones de personas corren desesperadas cada año en España a intentar que le reparen el móvil, y no por el dispositivo en sí, mayoritariamente por los datos que contiene. La respuesta a tus problemas es recuperar la posición central en tu relación con la tecnología,  pasar a un modelo customer-centric:

  • D2D (Device 2 Device Communication)
    • Si hace poco empezaste a oír hablar del M2M, como paradigma de la comunicación que se produce entre máquinas –sin intervención humana-, aquí tienes otra derivada: tus dispositivos se interconectan para que siempre lo tengas todo disponible y sincronizado. Dentro de esta categoría vimos servicios tan “cool” como:
      • El handover de música. Para que cuando llegues a casa y te quites los cascos, sigas oyendo lo que venías escuchando pero ahora a través del Home Cinema.
      • O las funciones de copy-paste entre todos los dispositivos que tengas enlazados
  • Cloud Device Concept.
    • Cada vez que un nuevo dispositivo llega a tu vida, requieres de un tedioso aprendizaje: sus interfaces, sus pantallas de configuración, su modo de cargar nuevas funciones, sus actualizaciones. Y eso es así, fundamentalmente, porque cada uno tiene su propio sistema operativo. Pues ahora cada vez más parece más posible o bien que el sistema operativo sea el mismo en muchos de ellos, o bien que los uses simplemente para conectarte a tu “device” (una imagen virtual, que reside en algún tipo de Cloud)
    • Con esto se conseguiría la frustración de perder los datos cuando pierdes un dispositivo, porque “está en la red”.

Puede que todo esto aún te parezca un poquito ficción ¿verdad?, pero son las líneas maestras que se esconden tras servicios como Terabox o el Disco USB infinito de Telefónica, el Vodafone 360 y su integración de redes sociales y la agenda del móvil, el MobileMe de Apple (sincronización entre iPhone y Mac/PC, mediante Internet).

Todo esto lo englobamos en “Mobile computing” (que permite el uso de tecnología sin una conexión física a ninguna red), y lo enriquecemos con los avances del “Cloud computing” (para poder utilizar capacidades de computación sin preocuparnos de la infraestructura o arquitectura software), efectivamente no es que estemos frente a una “tormenta”, es que estamos frente a toda una revolución que podrá fácilmente acelerar las capacidades y funcionalidades que llevas cada día en tu bolsillo.

lunes, 22 de febrero de 2010

Operadores de telecomunicaciones a examen tras el MWC10

He tenido la oportunidad de asistir al Mobile World Congress celebrado en Barcelona la pasada semana y me he traído dos sensaciones:

  • Las operadores de telecomunicaciones definitivamente han comprendido que su negocio más tradicional (voz y datos) va camino de convertirse en una commodity (un servicio demandado pero donde es difícil que el cliente observe diferencias entre los distintos proveedores que lo ofrecen -similar a la luz o el gas-, y por tanto, dónde la guerra se centra en el precio)
  •  Todos los fabricantes están haciendo un móvil muy parecido (bajo las líneas maestras que unos años atrás marcara el iPhone de Apple). Me ha gustado especialmente este resumen de Antonio Ortiz para Error500


Las tarifas planas
Por un lado tenemos que los ingresos de las empresas en telecomunicaciones, con un gran peso en las tarifas planas, tienen un techo fácilmente calculable que además no para de bajar debido a la guerra de ofertas y promociones (con el respiro proporcionado por la banda ancho en el móvil, que ha multiplicado de pronto el número de clientes). Por eso, los principales operadores europeos se reunieron el pasado Noviembre en Sevilla y ya empezaron a apuntar que el modelo de tarifa plana no es sostenible por mucho más tiempo. Pero ¿quién se va a atrever a quitarnos algo que, al habernos ayudado a estar tranquilos con nuestra factura, es en gran medida responsable de la popularidad actual de Internet?

Todos quieren ofrecer contenidos y tener la relación con el cliente
Por otra parte, los grandes beneficios de la economía digital se lo están llevando las empresas que ofrecen los servicios que el usuario entiende como de mayor valor (Google, Apple, Facebook, Yahoo, Microsoft, por citar ejemplos muy claros). Mientras que los operadores han visto como no obtienen los beneficios que esperaban de sus grandes inversiones en infraestructuras, y lo que es peor, ante la respuesta de los mercados y analistan que piensan que no van a ser capaces de subirse a ese carro.

Como prueba de esa batalla, la lucha por el control de las tiendas de aplicaciones, con la que todo el mundo quiere replicar el éxito de la App Store, por eso surge la OneAPI del WAC que quiere constituirse como una alternativa (con el respaldo de más de 20 operadoras), y si bien es muy pronto para ver qué resultados, está claro es que con la apertura de tres APIs (mensajería, localización y pagos) no va a ser suficiente. Pero es un comienzo.

La neutralidad de la red
Las grandes telcos están buscando la fórmula para los próximos años, analizando de qué herramientas cuentan en un mundo dónde los entrantes les están desintermediando en su relación con el cliente: ¿habrá que impulsar el LTE?, ¿o priorizar los servicios premium con QoS?, ¿cobrar a quién más partido saca de mis infraestructuras? Esto despertará encendidos debates, y los usuarios entenderemos mal y nos mostraremos en contra de cualquier movimiento que pueda significar pérdidas de nuestro derecho a ser nosotros los que controlamos en que "gastamos" nuestro ancho de banda.


Mientras los operadores siguen en busca de una nueva y verdadera apuesta innovadora, disponen de suficiente músculo financiero como para seguir participando de todas las iniciativas posibles que se presenten, en espera de encontrar esa que les vuelva a colocar en la dirección correcta.

lunes, 8 de febrero de 2010

¿Están interesados los bancos en la comunicación 2.0, por ejemplo en Twitter?

Si el año pasado fue el año de Facebook –que sigue consolidándose como la Red Social más importante, con 350 millones de usuarios, de los cuales 175 millones entran cada día-, este año parece que Twitter puede ser una de las marcas más nombradas -pese que a sus números son mucho más reducidos-. Sin embargo, su carácter de microblogging (en su mayoría abierto), le ha dado gran popularidad para permitirnos conocer la actualidad en tiempo real en cualquier parte del mundo (como se ha comprobado con motivo del drama de Haití –bajo las etiquetas #HelpHaiti, #Haiti, #Earthquake-). Tanto es así que Google y Bing van a pagarles sobre $25 millones por poder indexar en sus búsquedas los mensajes que se producen en esta red.

Pero todo esto difícilmente nos sorprende en el burbujeante mundo 2.0. Lo que nos gustaría comprobar es si existen muchas empresas dispuestas a añadirlo como un canal válido para “conversar” con sus usuarios. Seguro que muchas piensan que sí, pero vamos a comprobarlo en un sector que tradicionalmente se toma con calma la adopción de cualquier novedad: nos centraremos en ver qué están haciendo algunos de los principales bancos de este país en Twitter

CAN (CajaNavarra): Es el más destacado en Twitter, y emula en muchos sentidos al Bank of America @BofA_Help (incluso firman los mensajes de forma personal de una forma parecida), se les puede encontrar:
  • @bancosabadell: Canal bidireccional sobre el banco y sus productos
  • @BSpress: Canal de noticias oficial sobre el banco


Banco Santander: No tiene presencia

BBVA: Tiene presencia con :


La Caixa: No tiene presencia

CajaMadrid:


CajaNavarra:


Bankinter

  • @BankinterLabs: Es un canal para comunicar sus novedades en productos y oír las sugerencias de sus clientes

Banco Popular: No tiene presencia 


Pues tras este repaso rápido, vemos que la adopción en España de este tipo de canal de comunicación es aún bastante poco relevante entre los bancos. Sin embargo nos parece que sí deberíamos prestar bastante atención a que vayan aumentando de interés  (no sólo porque en EE.UU. sean ya mucho más popular y una forma común de distribuir información o promociones en Starbucks, Dell o Ford), creemos que será  muy relevante realmente cuando comiencen a aparecer herramientas que integren las API ya públicas de publicación/lectura con procesos de negocio de mayor valor para las compañías.

viernes, 5 de febrero de 2010

Competidores por ser "el proveedor total" entre Google, Microsoft, Apple y Yahoo

Las empresas citadas no siempre están enfrentadas, por poner algunos ejemplos recientes:
  • Google y Apple han disfrutado de una larga y fructífera relación. Una de los mayores ejemplos es la preinstlación del GMA en los iPhone. Durante bastante tiempo incluso Google tuvo presencia en la Junta Directiva de Apple.
  • Yahoo llegó a cerrar un acuerdo con Google, para utilizar el sistema de publicidad de este último. Aunque nunca pudo ponerse en práctica, ante las dudas legales que planteaba.
  • Ahora se rumorea un posible acuerdo Microsoft con Apple, para que sea Bing el búscador por defecto de los iPhone.
Pero lo que sí es permanente es la lucha por ser el proveedor que te ofrezca todo lo que necesitas para tu vida digital, algo así como el "Proveedor Total". Podéis ver en la siguiente tabla como se encuentra la partida en estos momentos.



Así que, fijándonos en la tabla, uno puede intentar anticipar los próximos pasos de cada una de estas grandes empresas. Hagamos un rápido repaso:


GOOGLE
De liderar las búsquedas en Internet (lo que le reporta muchos ingresos en publicidad), ha  ido persiguiendo mayor presencia en nuestro escritorio del PC (correo, documentos en línea, el browser Chrome). Ha realizado una aproximación al mercado móvil con muy buenas perspectivas: su sistema operativo open source: Android (que podría saltar a otro tipo de dispositivos: tablets y netbooks, p.ej.). Quiere llevar sus soluciones TI a las empresas (Apps Premier, App Engine). E incluso está coqueteando con diseñar hardware, de momento lo hemos visto con su móvil Nexus One.


APPLE
Consolidado como alternativa al PC con Windows (sus modelos Mac) e indiscutible líder en el mundo de los nuevos dispositivos (iPod, iPhone, y su recién anunciado iPad). Es un absoluto creador de nuevos mercados (iTunes, App Store y próximamente iBook). Consigue algo muy difícil en la actualidad: que sus usuarios estén dispuestos a pagar por contenidos y servicios. de momento no ha querido entrar en el mundo de los buscadores (información, noticias, mapas), pero tal vez su enfrentamiento con Google haga replanteárselo.


MICROSOFT
Poco se puede hacer para resumir la situación de esta enorme compañía, que pese a que se ha dejado comer mucho terreno en los últimos años, sigue consevando presencia exitosa en todos los campos. Por indicar alguno con más problemas: el sistema operativo móvil y no disponer de ningún móvil con su marca (tal vez haya novedades en el próximo Mobile World Congress (Febrero 2010 en Barcelona).

YAHOO
Sigue siendo una empresa admirable en sus propuestas, especialmente en la gestión de contenidos (Flickr, News). Su entorno de laboratorio y propuestas para desarrolladores merecen toda la atención. Pero las finanzas no le acompañan, y eso dificulta que estén desplegando servicios en producción para todos sus usuarios. Es sin duda el más débil en este momento.



Basado en el artículo original de BITS-NYTimes: A Big-Picture Look at Google, Microsoft, Apple and Yahoo

lunes, 1 de febrero de 2010

El Pago por Uso es la base del "Cloud Computing": pues no cuentes con Oracle

Los usuarios nos hemos acostumbrado a los servicios freemium,  así que salvo que encontremos un gran valor en lo que nos ofrecen, rara vez estamos dispuestos a pagar por ellos (preferimos pensar que la empresa debe encontrar la manera de hacer viable su negocio, obteniendo ingresos de otra manera). El análisis más sencillo te dirá que la empresa que te lo está proporcionando tiene unos costes (su personal, sus infraestructuras hardware y software, la amortización de sus inversiones, ... entre otros). La publicidad puede generarle unos ingresos, pero no suelen ser suficientes, al menos hasta alcanzar gran volumen de uso (la mayoría de las veces y durante muchos años, las empresas se financias gracias a las expectativas generadas entre sus inversores, que van aportando capital para ir desarrollando su modelo de negocio, tampoco es raro que una vez se le acabe el dinero tenga que cerrar y los usuarios migren a un nuevo proyecto que vuelva a repetir un ciclo parecido). Por poner algún ejemplo de ámbito distintos: el servicio de almacenamiento en red gratuito de Telefónica para sus clientes de ADSL (Terabox), sólo pagas si necesitas más de 5Gb., o el Software Open Source de Escritorio Virtual (eyeOS), sólo pagarás si necesitas servicios profesionales.

El Cloud Computing, tal como solemos comentar, puede dividirse en "Público" (se ejecuta en una infraestructura compartida), "Privado" (la infraestructura es de uso exclusivo) o "Híbrido" (una mezcla de los dos tipos anteriores). Para que estos modelos de negocio funcionen sería necesario que todos los que intervienen en la ecuación estén de acuerdo en alinear sus ingresos en caso de éxito, es decir, los costes deben ser proporcionales al uso efectivo de los mismos.

Algunas empresas como Amazon lo han entendido, cuando utilizas sus servicios de almacenamiento o computación sólo pagas según lo que reservas o usas efectivamente. Por tanto, una empresa que quiera desplegar servicios para sus empleados o para sus usuarios, conoce los costes que tendrá según el crecimiento en la demanda (y serán proporcionales). Otros proveedores como Microsoft o IBM, que tradicionalmente ofrecían software y cobraban por licencia (y que aún siguen haciéndolo), han aceptado el reto y están empezando a ofrecer sus plataformas desde la Red, de tal forma que como su cliente vas adquiriendo capacidad según te la demanden tus propios usuarios (eso no quiere decir que no te vaya a costar dinero durante un tiempo, pero al menos los gastos iniciales serán mucho menores, y bastante más progresivo). Otras empresas, como Oracle, no lo están viendo así.

El caso "Oracle"
Hace mucho tiempo que este gigante informático dejó de tener centrado su negocio en su exitoso Gestor de Base de Datos. Ahora dispone de soluciones completas para casi la totalidad de lo que requiere una empresa (desde facturación hasta sistemas de provisión). Ahora, tras meses intentando resolver los obstáculos legales que pesaban sobre su adquisición de SUN Microsystems, comienza la fase de integración. Como resultado se esperan productos combinados Hardware+Software. Un modelo bien conocido que promete una mejor compatibilidad y eficiencia, normalmente a cambio de una mayor dificultad para cambiar y un elevado coste.

Si a esto le sumamos su estricta política de licencias actual (si instalas en producción pagas según las CPUs que puedan ejecutar su software, sin importar que no tengas usuarios, o que sean entornos virtualizados y dediques una décima parte a ese software), no resulta un opción para empresas que comienzan o que no estén completamente seguros del éxito del servicio. De hecho, hemos visto como ha adquirido a los competidores que habían realizado cierta flexibilización en sus modelos comerciales (p.ej.: BEA System o SUN Microsystem). Así que Oracle puede que proporcione soluciones para que construyas tu propia Cloud Privada, o que entregues tus desarrollos en modo SaaS (Software as a Service) pero no esperes que estén dispuestos a ofrecerte demasiada colaboración con tu plan de negocio. Tampoco se le conoce grandes proyectos para ofrecer su software en una Cloud Pública que permita un pago por uso más ajustado.

Así que podemos pensar que aunque les guste el concepto de "Cloud" también tienen claro que ellos no van a entran en la fórmula de pago ajustado al uso.