Blog de carácter "absolutamente personal", así que lo que aquí publico no tiene que coincidir con la opinión de las empresas para las que trabajo o con las que colaboro

martes, 24 de marzo de 2009

Ciudadanos uberlinked[1]

Me he propuesto describir hoy lo que, desde una empresa tecnológica, pensamos que bien podría pasarle a cualquier ciudadano de una gran urbe dentro de 25 años, se trata de todo un nativo digital[2] -lo que no le va impedir poder tener un mal día-. Lo acompañaremos durante unas pocas horas, suficientes para que podáis haceros una idea de los muchos y grandes cambios a los que asistiremos: la persona será y se sentirá el centro de la comunicación, su dispositivo móvil se convertirá en un verdadero apéndice digital, los contenidos estarán siempre disponibles para ser utilizados, y aparecerán nuevos interlocutores (desde electrodomésticos hasta infraestructura urbana).

Me acabo de despertar con la música de un dúo británico que tuvo gran popularidad en los 80’s; los he reconocido de inmediato porque fui yo quien configuró el despertador, la selección concreta de cada día –eso sí- se realiza según una serie de parámetros saludables. Se ocupa mi asistente virtual, HomeMatic[3], y ha decidido que sin algo de ritmo no iba a conseguir que me levantase hoy. Como no estoy durmiendo bien últimamente se lo ha comentado a mi médico y han programado una teleconsulta para el martes, ¡ya veremos!

Me apetece un Coffee Caramel Machiato, HomeMatic es capaz de detectar mi tono de solicitud y pone en marcha la cafetera, los detalles ya los conoce, así que lo termina de completar: sin azúcar, doble de caramelo y una pizca de canela.

Desayuno sobre mi mesa de despacho virtual, junto a la taza del café aparece un círculo con número de calorías y una nota del doctor (me recomienda reducir la cafeína diaria), me muestra unos iconos sobre la superficie:

·       Presencia, comunidades y agenda.
·       Mi oficina.
·       Información de mi entorno.

·       Mis noticias, ocio y entretenimiento.
·       Las tareas domésticas.
·       Gestionar servicios.

·       Mi Administración Pública.
·       Emergencias.

Selecciono el primero de ellos, y tras validar mi disponibilidad tanto para Trabajo como para Personal, me muestra las citas, actividades y todas las acciones de comunicación de mi entorno social y laboral. Parece que será otro día más sin respiro; videoconferencias, revisión colaborativa de propuestas de proveedores, validar la lista de la compra pre-elaborada (parece que queda leche y yogures sólo para dos días), una reunión física con un cliente a media mañana, revisar mi declaración anual de actividades profesionales –la Administración me avisó a mi y a mi gestor, y éste me invita a trabajar sobre una propuesta-, no he valorado la película que vi ayer,… ¿Habrá tiempo para todo? Abro Mi oficina y me dan la bienvenida al entorno corporativo. Solicito un informe sobre el cliente que visitaré, pulso Gestionar Servicios y los iconos sufren un movimiento de desplazamiento para ofrecerme:

·       Comida.
·       Ropa y Hogar.
·       Salud, higiene y belleza.
·       Tecnología.
·       Transporte

Una vez elegido este último, selecciono Alquiler de Coche y le suelto la cita que he arrastrado desde la agenda. HomeMatic contacta con los proveedores, sabe mis preferencias así que selecciona la mejor propuesta y me indica la plaza de parking donde estará aparcado, precio estimado (según  tiempo y distancia prevista) y me da la llave digital; arrastro la llave hasta el móvil y los datos hasta mi agenda.

Llega la hora de salir, transfiero Mi oficina hasta el móvil, y cuando voy a salir del edificio se cae del bolsillo del abrigo, no supera el golpe y se resquebraja el cristal de la pantalla. “Tendré que pasar por alguna tienda a comprar otro”, busco una Cabina Avanzada; indico mi proveedor, usuario y me valido, tras eso me muestra mis contactos y redes sociales. Me conecto a mi grupo favorito con intereses tecnológicos, y pregunto qué terminal recomiendan, recibo varias alternativas (me fío de la propuesta del que tiene mejor reputación digital).

En el Movistar Shop Center voy a la mesa de "Reponer Móvil":
- Comprueban mi identidad por mi IIC [4](International Identity Card).
- Como es una cuenta profesional, pide autorización electrónica a mi empresa y me indica la lista de terminales disponibles –según los parámetros que ha recibido-.
- En la pantalla que está sobre el mostrador, empiezo a ver una serie de mensajes promocionales personalizados, alguno me interesa (pulso e indico que me los remitan para revisarlos más tarde).
- Elijo y una vez tengo el móvil, entre las opciones que me ofrece le digo que quiero Recovery&Go de MoviStar, sitúo encima mi IIC y firmo digitalmente: el nuevo terminal queda enlazado (mis contactos, mis citas, mis tarjetas, mis credenciales, Mi oficina,... todo está en su sitio). Consulto la agenda y voy a por el coche.

Acerco el móvil a la puerta y el sonido del click me da la bienvenida. Me ofrece calcular la ruta hasta el destino, toma los datos de mi agenda: llevará 5 minutos de conducción manual y 15 minutos de asistida. El sistema de audio ofrece la posibilidad de conectarme a los sistemas de música en línea, me valido y ahí tengo toda mi discografía. Autorizo la puesta en marcha del vehículo y hasta el primer anillo urbano conduciré yo. Durante el trayecto, el coche detecta una zona deslizante en la calzada, pero no consigue esquivarla y me golpeo con las protecciones exteriores, el coche informa a las autoridades (recibo un agradecimiento; en 10 minutos llegará el equipo de limpieza y además informarán a todos los coches de la vía que tengan previsto pasar por ese punto tanto de la mancha como de mi presencia en el lateral), el coche decide que no es seguro que continuemos y envía las coordenadas para que me envíen un vehículo de reposición.

Para preparar la reunión, mientras espero, pido al sistema del coche que me lea el informe sobre el cliente, y mientras tanto, aprovecho para actualizar mi estado en la red (“de visita a un cliente, he tenido un accidente sin importancia”), y contestar a algunas propuestas que me han enviado para hacer durante el fin de semana. Me suscribo a la que me parece más interesante, pero ya está aquí el nuevo vehículo, me cambio y al entrar, continúa la lectura del informe […]

[1] Uberlinked: súper-enlazado (über es un prefijo que procede del alemán y significa “súper”, linked es del inglés y significa enlazado).
[2] Nativo digital: Término acuñado por el escritor Marc Prensky para definir a los nacidos cuando ya son comunes los ordenadores, móviles, mp3, etc.
[3] HomeMatic: Nombre ficticio que utilizaremos para referirnos al sistema central de la domótica de un hogar.
[4] IIC: Sería la evolución del pasaporte en el mundo digital.